27 de octubre de 2011

Medidas de la bicicleta de carretera

La determinación de las dimensiones de la bicicleta de carretera es una cuestión ineludible para quienes práctican el ciclismo. Con el objeto de facilitar una respuesta eminentemente práctica, voy a tratar de proporcionar unas sencillas orientaciones. Para ello me basaré en los trabajos y comentarios de Juan García López, Profesor de biomecánica de la FCAFD de la Universidad de León ("Biomecánica aplicada al ciclismo profesional", trabajo presentado en el XXXIII Congreso de la Sociedad Ibérica de Biomecánica y Biomateriales, BioValencia'10, y que he incluido en la Carpeta de Apuntes de este blog), y en algunos otros artículos que él mismo me ha facilitado.
Durante la prueba de
valoración cinética del pedaleo

Hay que partir de la existencia de 7 dimensiones variables de la bicicleta que determinan su configuración y la interacción con el ciclista. Cuatro de ellas están ligadas con el ajuste de las piernas -longitud de la biela (Lbiela), altura del sillín (Hs), retroceso del sillín (Rs), y el ángulo del tubo del sillín con la horizontal (Ats2)-, que constituyen la cadena de propulsión. Y tres con el ajuste del tronco y brazos -longitud de la potencia (Lp), distancia de la punta del sillín hasta el manillar o largura (Sc), y la diferencia de altura entre el sillín y el manillar (h)-, que constituyen la cadena de estabilización. El buen reglaje de las primeras evita la aparición de lesiones, y de las segundas una mayor comodidad y eficiencia encima de la bicicleta.

Longitud de la biela
Tabla 1
El cálculo de la longitud de biela óptima resulta ser una cuestión compleja. Su dimensión determina el recorrido del círculo del pedal y afecta a la rodilla y su flexión. Las dimensiones de biela varían entre 165 mm y 180 mm en intervalos de 2'5 mm midiendo entre el centro del eje del pedalier y el centro del eje del pedal. Sin embargo, se pueden sintetizar los resultados de diversos estudios en una tabla orientativa que proporciona el trabajo: VEY MESTDAGH, K.de "Personal perspective: in search of an optimum cycling posture". Applied Ergonomics 29, 1998(5), pp. 325-334, p. 327, como figuran en la tabla 1.
Figura 1
La medida de la longitud interna de la pierna puede obtenerse situándose descalzo, apoyando los talones y la espalda contra una pared, y colocando un libro en la entrepierna que, de manera perpendicular a la pared, nos permita medir desde la parte superior del libro hasta el suelo, como en la figura 1.

Altura del sillín
La determinación de la altura del sillín constituye la tarea más importante en la configuración de la bicicleta. Para ello, apunta Juan García López, existen tres métodos: el antropométrico, la goniometría estática, y la goniometría dinámica. El primero se basa en las dimensiones antropométricas del ciclista a las que se aplican unas constantes que determinan las dimensiones; el segundo se basa en la medición del ángulo de máxima extensión de la rodilla en posición estática, y mediante el tercero se obtienen variables de cinemática lineal y angular durante el pedaleo del ciclista. Por motivos prácticos, voy a describir el primero de los métodos que es el que puede aplicarse de manera sencilla por cualquier deportista.
Figura 2
El método antropométrico tiene la ventaja de que ayuda a determinar rápidamente la configuración básica de la bicicleta y es aconsejable para personas que van a practicar el ciclismo por debajo de los 5.000 km anuales. Consiste en multiplicar la constante 0,894 por la longitud interna de la pierna. Algunos autores han propuesto otras constantes como 0,883 (Greg Lemond) o, incluso, 0,876. Sin embargo, de acuerdo las desviaciones de lo que posteriormente se ha comprobado como la dimensión ideal aplicando los otros métodos, parece que la primera es la más aproximada. En mi caso, multiplicando los 88 cm de longitud interna de pierna por 0,894 resultarían 78,3 cm de altura de sillín, que sería muy próxima a los 79 cm que se han verificado, por el método de goniometría dinámica, como mi altura ideal .
La altura del sillín determinada se establece en la bicicleta midiendo la distancia entre el centro del eje del pedalier y la parte superior del sillín, figura 2, encontrándose éste en una posición horizontal paralela al suelo.

Retroceso del sillín
Figura 3
Sencillamente, el retroceso del sillín puede establecerse mediante la colocación de una cuerda plomada desde el interior inferior de la rótula de manera que pase por el centro del eje del pedal, estando situada la biela en la posición de las tres del reloj (Cfr. SILBERMAN, M.R. et al. "Road Bicycle Fit". Clinical Journal of Sport Medicine 15, 2005(4), pp. 271-276, p. 271), como en la figura 3.
Ha de tenerse en cuenta que al mover el sillín hacia atrás eleva su altura, y desplazándolo hacia adelante disminuye su altura, por lo que es conveniente volver a verificar la altura del sillín.
Figura 4
La correcta posición del pie sobre el pedal se establece regulando las calas de la zapatilla de forma que la cabeza del primer metatarsiano se sitúe directamente encima del centro del eje del pedal, como en la figura 4 (Cfr. VEY MESTDAGH, K.de "Personal perspective: in search of an optimum cycling posture", op. cit. supra, p. 328).


Longitud de la potencia
Se trata de un elemento que contribuye importantemente a establecer la posición del tronco y los brazos en el marco de la que ha sido denominada como cadena de estabilización. Si el cuadro de la bicicleta y, por tanto, la longitud de su tubo horizontal, ha sido elegida adecuadamente, la longitud de la potencia debería oscilar entre 10 o 12 cm. Ha de tenerse en cuenta que se mide desde el centro del eje de horquilla de la rueda hasta el eje longitudinal del tubo del manillar.
En el mercado se encuentran normalmente potencias de 10, 11 y 12 cm. Su elección depende de la combinación de esta longitud con la diferencia entre la altura del sillín y la altura del manillar para lograr una distancia entre el sillín y el manillar que permita una posición óptima atendiendo a la comodidad y a la aerodinámica.

Distancia de la punta del sillín hasta el manillar o largura
Esta medida permite establecer la posición del tronco del ciclista sobre la bicicleta. Teniendo en cuenta que el primero de los puntos ya ha sido establecido, mediante la determinación de la altura del sillín y el retroceso del sillín, únicamente podemos centrarnos en la concreción de la longitud del tubo horizontal, la longitud de la potencia y la diferencia de altura entre el sillín y el manillar. Resulta especialmente importante elegir un cuadro con una longitud del tubo horizontal adecuada, ya que las variaciones sobre el total de la largura que podemos lograr cambiando la longitud de la potencia y la diferencia de altura entre el sillín y el manillar se encuentran limitadas a muy pocos cm.
La concreción puede realizarse mirando el ciclista hacia adelante con las manos en la parte inferior del manillar, los brazos con los codos flexionados entre 60º y 70º, y las rodillas situadas en su altura máxima. En esta posición, la distancia entre los codos y las rodillas debería ser en torno a 2-5 cm (Cfr. SILBERMAN, M.R. et al. "Road Bicycle Fit", op. cit. supra, p.272).
Tabla 2
Un método antropométrico para determinar la largura, que proporcionaría la postura correcta, consistiría en tomar en cuenta la medida de los brazos y del tronco. Según unos promedios proporcionados por VEY MESTDAGH, K.de "Personal perspective: in search of an optimum cycling posture", op. cit. supra, p. 332, que figuran en la tabla 2, podíamos establecer la largura y la diferencia de altura del sillín y manillar. En la tabla proporcionada por de Vey Mestdagh ha de tenerse en cuenta que la medida de la largura se realiza desde el eje longitudinal del tubo del manillar -centro de la abrazadera de la potencia- hasta el extremo posterior del sillín, y no de la punta del sillín. 
Figura 6
Figura 5
En cualquier caso, se ha de procurar lograr una posición en la que el cuello se encuentre relajado. Si la postura es demasiado corta, se produce una excesiva tensión en el cuello y en la columna vertebral, especialmente en la zona cervical y lumbar, que provocaría lesiones.
La medida de la longitud del brazo corresponde a la distancia entre el borde superior de la escápula y las cabezas de los metacarpianos, tal y como aparece en la figura 5.
La longitud del tronco puede determinarse como la distancia entre un asiento plano y la escotadura esternal según la figura 6.

Diferencia de altura entre el sillín y el manillar
La distancia vertical entre la parte superior del sillín y la correspondiente de la potencia o del manillar debería ser entre 5-8 cm dependiendo de condiciones del ciclista como el nivel de entrenamiento, la fuerza abdominal y la baja flexibilidad. Ha de ser el ciclista el que establezca la relación que mejor le convenga entre comodidad y una mayor aerodinámica. Una postura más erguida resulta más cómoda pero menos aerodinámica.

Finalmente, he recogido en el apartado "Carpeta de Apuntes" de este blog, a título ejemplificativo, las medidas antropométricas de un buen grupo de ciclistas profesionales de diferentes equipos y sus correspondientes medidas de la bicicleta. Estos datos fueron publicados en la revista Ciclismo a fondo a lo largo de varios números de los años 90, en una sección que llevaba por título "Medid y comparad". Pueden ser de utilidad tanto para quienes deséis enriquecer los estudios sobre los promedios que he puesto de manifiesto, como para los que busquen una comparación que les ayude a determinar sus propias medidas ideales.

2 comentarios:

  1. Hola Juancho, un lujo tu blog. El artículo técnico de la bicicleta es una pasada. Te veo ya enganchado al tri!! Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hola Juancho!!! Me estreno en tu blog y aprovecho para felicitarte por el articulo de la bici, y por la carrera de PEÑACORADA, lástima de espejo retrovisor, cuando te vi ya era demasiado tarde, pensé que te habias descolgado ENHORABUENA!!!.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...